Profesionales: cómo nos puede ayudar el cuento sobre la dislexia

Cómo ayuda a los educadores "Las letras y yo. Un cuento sobre la dislexia" de Sandia Books.

Los profesionales que se dedican a trabajar con niños con dificultades de aprendizaje son muchos, y cada cual tiene un papel. “Las letras y yo. Un cuento sobre la dislexia” puede tener diferentes usos según el papel que cumpla cada profesional.

Para el profesional que diagnostica el trastorno

Tras recibir el diagnóstico, es frecuente que los padres reciban mucha información de golpe, llegando incluso, en ocasiones, a encontrarse con opiniones contradictorias en función de a quién hayan consultado. Esto puede hacer que se sientan abrumados.

“Las letras y yo. Un cuento sobre la dislexia” acota las principales líneas científicas que explican la dislexia y da información concreta sobre el trastorno con un lenguaje sencillo y llano. Lo que pretende el cuento es explicar a los padres qué es la dislexia de forma clara y directa, sin que tengan que enfrentarse a explicaciones con lenguaje técnico o difíciles de entender para aquellas personas no expertas en el tema.

Además, “Las letras y yo. Un cuento sobre la dislexia”, puede ayudar al profesional a dar unas primeras pautas a los padres a los que acaba de dar el diagnóstico y explicarles de una manera cercana qué pueden hacer a partir de ese momento; con qué sentimientos y reacciones se pueden llegar a encontrar, y cómo pueden enfrentarse a todo ello.

Para el profesional que realiza tratamiento o reeducación

Este caso aplica para el terapeuta o reeducador que trabaja con el niño, ya sea logopeda, psicopedagogo, psicólogo o profesor de refuerzo.

El cuento es una ayuda para que el terapeuta pueda explicar al niño lo que le está pasando. Ésta es una de las primeras cosas que se debe hacer con el niño con dificultades antes de empezar a trabajar: explicarle qué le pasa, porqué le pasa y cómo van a trabajar juntos para ayudarle. Gracias al audio y al lenguaje sencillo, es un soporte ideal para que el niño lo entienda fácilmente sin necesidad de leer.

Por otro lado, también puede ser útil para que el terapeuta trabaje utilizando las orientaciones para padres y educadores, según su especialidad y en base a las situaciones explicadas en el cuento.

En el caso del terapeuta que realiza el trabajo específico de las dificultades, las orientaciones le pueden ayudar a diseñar un plan trabajo basado en las principales dificultades a las que se enfrenta el disléxico dependiendo de su edad y que están descritas en el texto.

En el caso del psicólogo, el cuento le puede ayudar a abordar y trabajar los conflictos emocionales que le puede producir la dislexia al niño (rechazo al aprendizaje, tristeza, impotencia, inquietud…).

Deja un comentario